Tadej Pogacar es inevitable en el Tour de Francia

Tadej Pogacar, en el Tour 2021.
Tadej Pogacar es clarísimo favorito para llevarse su tercer Tour de Francia consecutivo.

El Tour de Francia ha vuelto a alegrar a los aficionados. Tras el paso al trantrán por Dinamarca, la Grande Boucle ha dejado dos etapas sobresalientes en los dos primeros días por territorio francés. La primera, aunque más comedida, con un ataque en bloque del Jumbo-Visma en una pequeña cota, en lo que es la primera vez en la que Tadej Pogacar deja ver sus costuras por territorio francés. Y la segunda, con el paso del pelotón por los tramos de la París-Roubaix el martes 7 de julio, que quedará como una de las mejores etapas de los últimos Tours.

Y ahí, entre el pavés, el pequeño demonio esloveno volvió a demostrar que estamos ante un ciclista histórico, sin parangón en décadas de deporte. Tadej Pogacar se puede comparar a los más grandes de la historia: a los Eddy Merckx, Fausto Coppi, o Bernard Hinault, esos que ganaban siempre, sin importarles el terreno. Porque él solo, sin equipo que lo secundase, se impuso al resto de equipos con una exhibición sobre los tramos adoquinados del norte de Francia. Poco le faltó para competir por la etapa. Y en lo que parecía una de las pocas dudas que se planteaban sobre su favoritismo, aunque solo arañó unos cuantos segundos, Tadej Pogacar mostró que es inevitable.

El Tour de Francia se agita

Tenía que ocurrir. Salvo la contrarreloj inicial por las calles de Copenhague, que sí tuvo su emoción, las otras dos etapas del comienzo del Tour de Francia habían sido anodinas hasta el tuétano. Nada de aprovechar los recursos disponibles para poner en apuros a Tadej Pogacar, nada de espectáculo. Pero ha sido llegar a Francia y la Grande Boucle se ha agitado. Solo van dos etapas en territorio galo —las del martes 6 y el miércoles 7 de julio—, pero el show ya ha valido casi que por una semana.

El primer detalle es que se le vieron las costuras a Tadej Pogacar en el Tour, casi que por primera vez desde la mítica cronoescalada de la Planche des Belles Filles en 2020. En la etapa del martes con final en Calais, el Jumbo-Visma apretó las tuercas en modo París-Niza y, por suerte para Pogi, sucedió menos de lo que podía haber pasado. Pero el segundo detalle es que el del UAE es inevitable: al día siguiente, en un escenario mítico como el de los adoquines de Roubaix, este le devolvió la bofetada a todo el pelotón.

¿Es Wout Van Aert el único rival posible para Tadej Pogacar?

Porque, en cierto modo, Pogi sí recibió un pequeño golpe en la etapa del martes. Uno pequeñito, casi insignificante, pero un golpe. Su principal rival junto al Ineos Grenadiers, el Jumbo-Visma, repitió una táctica que ya había llevado a cabo en la última París-Niza: atacar a bloque en una de las últimas cotas para cortar al pelotón. Lo consiguieron. La mayoría de los holandeses se fueron por delante, acompañados también de algún Ineos. Vingegaard y Adam Yates siguieron a Van Aert hasta casi la cima. Y este se marchó en solitario para una exhibición individual, finalizada con victoria de amarillo. Impresionante.

El movimiento cogió a Tadej Pogacar descolocado. Como él mismo reconoció luego con un poco de retintín, “tuvo suerte” de que Van Aert soltase a sus compañeros de equipo. Y es que, quizás, puede ser que Wout Van Aert sea el único rival posible en la actualidad para Pogacar. Tendrá que bajar peso, eso seguro, pero por lo menos tiene el nivel. No lo tiene su compañero en Jumbo Primoz Roglic, que se quedó en la mencionada cota. Y Vingegaard no ofrece la misma seguridad.

La venganza de Tadej Pogacar

El nivel de Wout Van Aert quedó demostrado al día siguiente, en la etapa del pavés. Primero se cayó a más de 90 kilómetros de meta, y parecía que quedaba fuera de la carrera por un día. Que su maillot amarillo, que con tanto merecimiento está vistiendo, se le escapaba. Pero no. Porque Tadej Pogacar atacó con todo a un Jumbo-Visma que se desangraba. Vingegaard pinchó, Roglic se cayó y se dislocó un hombro que él mismo se colocó en su sitio. Y solo un enorme Van Aert acercó al grupo de Vingegaard y el resto de favoritos a Pogi, que se había marchado con Stuyven a por la etapa.

Bet365 Bet365 Reseña 90/100
  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes

Es inevitable Tadej Pogacar, y solo Van Aert —y el cansancio de protagonizar toda la carrera en primera persona— evitó que sentenciase el Tour de Francia en la quinta etapa. Un espectáculo precioso, en cualquier caso, el de la guerra del esloveno ante el ejército que lidera un peón, el mejor peón de la historia, ese tal Wout Van Aert. Y todavía quedan muchas escaramuzas por delante.

¿Apostar contra Tadej Pogacar?

Tras lo visto en estas primeras cinco etapas, apostar contra Tadej Pogacar podría parecer una auténtica locura. En Bet365 su victoria final se paga a 1,28 euros. Su más inmediato perseguidor, el danés Jonas Vingegaard, cuenta con una cuota ya de 4 euros por euro apostado. Y el que parecía uno de sus principales rivales, Primoz Roglic, compañero de Vingegaard, perdió ayer dos minutos y su cuota se ha disparado: 26 euros.

Para los más aventurados quizás no sea una mala idea plantear una apuesta doble con los dos corredores del Jumbo-Visma. Jonas Vingegaard sigue en la pelea y ahora Primoz Roglic tendrá libertad para moverse. Pero todo parece muy complicado. Porque Tadej Pogacar es inevitable.

  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes
95 Ratio de pago
  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes
Bet365 Reseña

¿Eres mayor de 18? Para acceder a esta página web tienes que ser mayor de 18 años. Por favor, verifica tu edad para ver el contenido o haz click en "cancelar" para salir de la página.