Paula Badosa e Iga Swiatek, fuera de Wimbledon

Paula Badosa, en el torneo de Palermo de 2019.
Paula Badosa tendrá que esperar, todavía, por su primer Grand Slam.

Hemos llegado a los cuartos de final en Wimbledon, y las sorpresas se han acumulado en el cuadro femenino. Para la afición española, el varapalo lleva el nombre de Paula Badosa. La tenista de Barcelona cayó sin paliativos en octavos de final ante Simona Halep (1-6, 2-6) y sumó su decepción a la que ya había dejado en primera ronda Garbiñe Muguruza, que hizo lo propio en primera ronda. Pero lo más chocante sobre el césped del All England Lawn Tennis and Croquet Club había tenido lugar días antes, el sábado 2 de julio, con la derrota de la favoritísima Iga Swiatek en la tercera ronda.

Ahora, las principales favoritas a levantar el trofeo individual femenino son Ons Jabeur y la propia Simona Halep. Mientras tanto, en el cuadro masculino, el principal candidato sigue siendo el mismo: Novak Djokovic. Especialmente tras la despedida de Carlos Alcaraz, el serbio es el nombre a batir, y solo un insistente Rafa Nadal parece poder plantarle cara. Veremos qué ocurre de aquí a las finales de este 9 y 10 de julio.

¿Decepción de Paula Badosa?

No cabe duda de que el ser deportista de élite conlleva una exigencia desmedida, externa e interna, sana e insana, a la que cuesta mucho hacer frente. Una que se multiplica en los escenarios grandes, como en Wimbledon. Y parece ser que la tenista Paula Badosa ha llegado, precisamente en Londres, a ese punto del océano deportivo donde las corrientes se vuelven amenazadoras. La número tres del mundo claudicó el pasado lunes 4 de julio ante Simona Halep (1-6, 2-6) en tercera ronda y, ante las preguntas de los periodistas puso pie en pared: “No soy Rafa Nadal ni lo voy a ser”.

“Siento mucho la exigencia de la gente detrás. Estás en la segunda semana y ahora preguntéis que por qué no se gana y cuando se pierde en la primera que por qué no se llega a la segunda. No sé cómo decirlo, no soy Rafa Nadal ni lo voy a ser. Nos hemos malacostumbrado un poco en España. Hemos tenido grandísimos jugadores, ojalá algún día pueda hacer parecido a él, pero me gustaría que se exigiera un poco menos”, dijo Paula Badosa en declaraciones para el diario As.

¿Tiene razón? En parte, pues solo hay que ver cómo está el resto del cuadro femenino de Wimbledon.

El panorama tras la marcha de Paula Badosa y Swiatek

Porque aunque Paula Badosa tendrá que aprender a gestionar la presión, las exigencias y las expectativas que van acordes a su posición, bien hace en señalar que perder es lo normal. Incluso en el caso de Iga Swiatek, la favoritísima para ganar en Wimbledon, la que acumulaba 37 triunfos seguidos, y que cayó por sorpresa en tercera ronda ante Alize Cornet. Y para sumar kilos al cóctel de sinsentidos, la francesa perdió el siguiente partido ante la australiana Ajla Tomljanovic, número 42 del mundo.

Así las cosas, con las derrotas de Paula Badosa, Iga Swiatek y Coco Gauff, sumadas a la no presencia de Naomi Osaka, el cuadro femenino se centra en dos nombres, dos underdogs. Por un lado, en el de la tunecina Ons Jabeur, campeona del Open Mutua de Madrid. Y, por otro, en el de Simona Halep, verdugo de Paula Badosa y que ya sabe lo que es ganar en Wimbledon —2019—.

Novak Djokovic, favoritísimo en el cuadro masculino

Mientras tanto, pasando desapercibido entre las sorpresas del cuadro femenino y el curioso espectáculo que ofrecieron Nick Kyrgios y Stefanos Tsitsipas en su enfrentamiento, Novak Djokovic sigue avanzando con paso firme hacia la final de Wimbledon. El serbio ha perdido solo dos sets en cuatro partido y se perfila como el claro candidato de las casas de apuestas para levantar el que sería su vigesimoprimero Grand Slam. Especialmente, claro, tras la derrota del español Carlos Alcaraz en octavos de final ante Jannik Sinner (6-1, 6-4, 6-7 y 6-3).

Bet365 Bet365 Reseña 90/100
  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes

Quizás, la única oposición de su nivel que le quede a Novak Djokovic sean Nick Kyrgios o Rafa Nadal, sobre el que también están puestas todas las esperanzas del tenis español tras las despedidas de Carlos Alcaraz y Paula Badosa. Igual que Nole, Nadal solo ha perdido dos sets en todo lo que va de torneo. Pero hay una pregunta que circula por todo Wimbledon: ¿podrá reponerse a todas sus molestias para asegurarse un puesto en la final del domingo 10 de julio?

Las apuestas para lo que queda de Wimbledon

Desde luego, en Bet365 confían bastante en la figura de Rafa Nadal. Su victoria final se paga a 4,75 euros por euro apostado, lejos de la cuota de 1,40 que se le da a Novak Djokovic, pero también lejos del resto de supervivientes. Estos, salvo en el caso de Nick Kyrgios (7,50), se van todos de la zona de los 20 euros hacia arriba.

Quizás, no sea mala idea apostar por el de Manacor en una combinada con una de las dos favoritas en el cuadro femenino: Ons Jabeur y Simona Halep, ambas con cuotas en torno a los 4 euros. Si se busca una mezcla equilibrada de riesgo y prudencia, ahí está la oportunidad.

  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes
95 Ratio de pago
  • Excelente cartera de apuestas deportivas
  • Gigantesca oferta de apuestas en vivo
  • Apuestas de primera clase para todos los deportes
Bet365 Reseña
¿Eres mayor de 18? Para acceder a esta página web tienes que ser mayor de 18 años. Por favor, verifica tu edad para ver el contenido o haz click en "cancelar" para salir de la página.